Perú: Un excelente lugar para viajar y fotografiar

3818580975_6e1369d7e5_oghn-1

Los paisajes del Perú, su flora y fauna, no tienen nada que envidiar de otros países. Perú siempre fue considerado como uno de los lugares más bonitos para fotografiar paisajes. Desde las playas del Norte, la fría sierra y la tropical selva, cada departamento tiene algo lindo que ofrecer para los oriundos y los turistas.

Es un hecho que el más reconocido de todos es Machu Picchu, con su imponente arquitectura que aún perdura desde hace tantos años. No hay día que este santuario no reciba visitas de peruanos y extranjeros, quienes no pierden tiempo en sacar una cámara y fotografiar este majestuoso paisaje. Reconocido como una maravilla del mundo, Machu Picchu seguirá impresionando a cualquier persona que vaya a Cusco.

 

Otro lugar para los amantes de la fotografía-y de paso la aventura- es el desierto de Ica, con unas impactantes dunas en las que inclusive se puede practicar sandboard. Este oasis alberga a la laguna de la Huacachina, la cual inclusive tiene su propia leyenda.

 

Para los que son amantes de la sierra fría de Perú, Huaraz con Pastoruri o las transparentes lagunas de agua helada, no permitirán que uno deje de tomar fotos a esos cielos tan característicos de la Sierra, a la vegetación amarillenta por el frío. Siguiendo con la sierra, otro lugar es Puno, y el famoso lago Titicaca. Famoso por el uso de los caballitos de Totora, Puno es uno de los lugares más fríos del Perú pero a los que vale la pena ir si eres amante de la fotografía y la naturaleza.

La Amazonía del Perú no se queda atrás, con una flora y fauna tropical, un clima con sol y lluvia a la vez; un safari fotográfico en bote por el Amazonas es algo que no debería perderse. No hay que olvidar a las comunidades que aún viven y mantienen sus costumbres ancestrales.

 

Finalmente, no se puede dejar de lado a Lima, con los balcones antiguos que aún perduran, la arquitectura  de edificios enormes y esa peculiar belleza fotográfica que tiene la ciudad, dentro de todo el caos de los autos, de las personas, la peculiaridad de los mercados, se pueden rescatar muchas cosas que se pueden fotografiar un día cualquiera.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *